Juguetes para bebés pe Tabla De Nutrientes Y Sus Funciones

Tabla De Nutrientes Y Sus Funciones

Tabla De Nutrientes Y Sus Funciones

¿Cómo se clasifican los nutrientes y cuál es su función?

Los alimentos nos aportan los nutrientes que el cuerpo necesita para llevar a cabo sus funciones adecuadamente. Según la función que desempeñan, podemos clasificar los nutrientes en:

  • Nutrientes con función energética: hidratos de carbono y grasas
  • Nutrientes con función estructural o plástica: proteínas
  • Nutrientes con función reguladora: vitaminas y minerales

Estos nutrientes se encuentran repartidos de forma desigual en los alimentos, por lo que para que la dieta nos aporte todos ellos en las cantidades adecuadas, es recomendable incluir una gran variedad de alimentos a lo largo del día. De esta forma nos aseguramos que estamos tomando todos los nutrientes que necesitamos.

  1. Lácteos y derivados, Son fuente de proteínas y minerales como el calcio.
  2. Alimentos proteicos, Se incluyen las carnes, los pescados, los huevos y los frutos secos. Estos últimos son también una fuente importante de grasa muy beneficiosa para la salud cardiovascular.
  3. Alimentos hidrocarbonados, Se incluyen los cereales y sus derivados, los tubérculos y las legumbres. Las legumbres, además de aportarnos hidratos de carbono, constituyen una fuente importante de proteínas vegetales. Los cereales integrales además ayudan a aumentar el contenido en fibra de la dieta.
  4. Verduras y hortalizas, Nos aportan agua, nutrientes reguladores (vitaminas y minerales) y fibra. Contienen sustancias vegetales antioxidantes de gran importancia para la salud.
  5. Frutas, Son fuente de agua, nutrientes reguladores y fibra. Al igual que las verduras contienen antioxidantes importantes para la salud.
  6. Grasas, aceites y mantequillas, Dentro de este grupo destaca el aceite de oliva por su importante papel protector frente a las enfermedades cardiovasculares.

¿Cuál es la función de cada uno de los nutrientes?

Tipos de nutrientes: funciones y características – Los nutrientes son todos aquellos elementos que necesita el cuerpo humano para garantizar el normal desarrollo de sus funciones. Son productos que ingerimos y que son captados por las células para luego transformarlos y procesarlos.

Según la FAO, los nutrientes más importantes para realizar dichas funciones corporales son las proteínas, las grasas, el calcio, el hierro, las vitaminas A y C, la riboflavina, el folato, la tiamina y la niacina, los cuales integran la tabla de composición nutricional básica para cualquier persona.

Los nutrientes cumplen básicamente con tres funciones en el organismo: proporcionan energía para las actividades diarias, reparan y renuevan el organismo y, por último, regulan las reacciones químicas que se producen en las células. Ahora bien, si se trata de describir los tipos de nutrientes que existen y sus principales cualidades, dicha lista debe incluir algunos como:

  • Hidratos de carbono: también llamados azúcares simples, proporcionan energía al organismo, aunque su consumo debe ser moderado. Se encuentran en alimentos como el arroz, el pan o las pastas, entre otros.
  • Lípidos o grasas: constituyen una fuente directa de energía para el cuerpo. Además, los tejidos adiposos protegen y sostienen los órganos vitales.
  • Proteínas: son uno de los componentes básicos para dar forma a los huesos y los músculos, así como para suministrar energía al organismo. Están relacionadas también con el control del peso y la regulación del colesterol.
  • Vitaminas o sales minerales: las encontramos principalmente en las frutas y las verduras. Intervienen en las funciones nerviosas y en la buena función y el correcto desarrollo de los músculos.
  • Agua: es el principal componente del cuerpo humano, además de ser al que le corresponde facilitar funciones como la digestión o la eliminación de residuos. Se puede consumir directamente o en productos derivados.

¿Cómo funciona la tabla nutricional?

Recuerde: Toda la información nutricional en la etiqueta se basa en una porción del alimento. ¡Con frecuencia, un paquete de alimento contiene más de una porción! Las calorías indicadas equivalen a una porción del alimento. Las ‘calorías de las grasas’ indican cuántas calorías de grasa hay en una porción.

¿Cuál es el nutriente más importante?

– El agua es probablemente el nutriente esencial más importante que una persona necesita. Una persona solo puede sobrevivir unos cuantos días sin consumir agua. Incluso una deshidratación leve puede causar dolor de cabeza y limitación de la función física y mental.

eliminar las toxinasamortiguar los choquestransportar los nutrientesevitar el estreñimientolubricaciónhidratación

La mejor fuente de agua es tomar agua natural y sin azúcar del grifo o embotellada. Para las personas que no les gusta el sabor del agua pura, pueden agregar unas gotas de limón u otras frutas cítricas. Además, una persona puede obtener agua adicional al consumir frutas que contienen una gran cantidad de agua.

¿Cuáles son los 7 nutrientes esenciales?

Conclusión sobre cuáles son los 7 nutrientes esenciales – Los 7 nutrientes esenciales son los componentes básicos necesarios para mantener un estilo de vida saludable y para que el organismo funcione correctamente. Estos nutrientes esenciales son los hidratos de carbono, las proteínas, los lípidos, las vitaminas, los minerales, el agua y la fibra alimentaria.

Por todo ello, es importante asegurarse de que el cuerpo reciba suficientes cantidades de nutrientes esenciales, por lo que seguir una dieta equilibrada y variada puede ayudar a garantizar que el cuerpo los reciba. Si el cuerpo no recibiera suficientes aportes de nutrientes esenciales, acabará sufriendo carencias de nutrientes con total seguridad.

Así, podemos concluir que los 7 nutrientes esenciales son importantes para el crecimiento y el desarrollo del organismo, así como para mantener la salud y el bienestar general. Seguir una dieta equilibrada y variada, rica en nutrientes esenciales, es la mejor manera de asegurarse de que el organismo reciba todos los nutrientes esenciales que necesita.

Finalmente, no queremos desaprovechar la ocasión para ofrecerle los productos de nuestra tienda ecológica, Si desea comprar los productos más sanos con la mejor proporción de nutrientes esenciales, visite nuestra tienda en línea. Disponemos de una amplia gama de productos ricos en todo tipo de nutrientes esenciales.

Ah, no olvides suscribirte a nuestro canal de YouTube y ¡hasta la próxima!

¿Cuáles son los nutrientes más importantes para el ser humano?

Generalidades – Tabla De Nutrientes Y Sus Funciones Los principales nutrientes (proteínas, carbohidratos y grasas) proporcionan energía al organismo. Esta energía mantiene latiendo al corazón, activo al cerebro y en funcionamiento a los músculos. La energía se mide en calorías.

Nutrientes en los alimentos

Nutriente Función Algunas fuentes
Las proteínas tienen 4 calorías por gramo. Proporcionan energía; construyen y reparan las células del cuerpo; son parte de varias enzimas, hormonas y anticuerpos. Carne, aves, pescado, huevos, frijoles, leche y productos lácteos, granos, semillas y nueces
Los carbohidratos tienen 4 calorías por gramo. Proporcionan la energía que necesitan el cerebro, el sistema nervioso y los glóbulos rojos. Panes, granos de cereal, pastas, arroz, frutas, verduras con almidón, leche, azúcar
Las grasas tienen 9 calorías por gramo. Proporcionan energía; transportan otros nutrientes solubles en grasa (vitaminas); son parte de la membrana de las células, de las membranas que rodean los nervios, las hormonas, la bilis (para la digestión de las grasas). Carnes y aves, algunos pescados, leche y productos lácteos que no son descremados, nueces y semillas, aceites, mantequilla, margarina, aderezos para ensaladas, algunos dulces, algunos postres

Revisado: 9 mayo, 2022 Autor: El personal de Healthwise Evaluación médica: Anne C. Poinier MD – Medicina interna & Kathleen Romito MD – Medicina familiar & Rhonda O’Brien MS, RD, CDE – Educador en diabetes certificado Esta información no reemplaza el consejo de un médico.

Healthwise, Incorporated, niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta los Términos de Uso, Aprenda cómo desarrollamos nuestro contenido, Para aprender más sobre Healthwise, visite Healthwise.org, © 1995-2023 Healthwise, Incorporated.

Healthwise, Healthwise para toda decisión de salud y el logotipo de Healthwise son marcas registradas de Healthwise, Incorporated.

¿Qué comer para tener todos los nutrientes?

Cómo cambiar su dieta: Elegir alimentos ricos en nutrientes Tabla De Nutrientes Y Sus Funciones Elija una dieta compuesta de alimentos ricos en nutrientes. Los alimentos ricos en nutrientes (o densos en nutrientes) son bajos en azúcar, sodio, almidones y grasas malas. Contienen muchas vitaminas y minerales y pocas calorías. Su cuerpo necesita vitaminas y minerales, conocidos como micronutrientes.

  1. Nutren su cuerpo y ayudan a mantenerlo sano.
  2. Pueden reducir el riesgo de padecer enfermedades crónicas.
  3. Obtenerlos a través de alimentos asegura que su cuerpo pueda absorberlos de manera adecuada.
  4. Trate de comer alimentos variados para obtener diferentes vitaminas y minerales.
  5. Los alimentos que son naturalmente ricos en nutrientes son las frutas y los vegetales.

Las carnes magras, pescados, granos enteros, productos lácteos, legumbres, frutos secos y semillas también son ricos en nutrientes.

¿Cuál es la función de las proteínas?

Las proteínas son moléculas grandes y complejas que desempeñan muchas funciones críticas en el cuerpo. Realizan la mayor parte del trabajo en las células y son necesarias para la estructura, función y regulación de los tejidos y órganos del cuerpo. Las proteínas están formadas por cientos o miles de unidades más pequeñas llamadas aminoácidos, que se unen entre sí en largas cadenas.

You might be interested:  Que Significa Hg En La Tabla Periodica
Ejemplos de funciones proteicas

Función Descripción Ejemplo
Anticuerpo Los anticuerpos se unen a partículas extrañas específicas, como virus y bacterias, para ayudar a proteger el cuerpo. ¿Cómo aprender a leer etiquetas nutricionales?

Las etiquetas de los alimentos contienen información sobre sobre la cantidad de calorías, porciones y datos nutricionales de los alimentos. Leerlas le ayudará a hacer elecciones saludables al hacer las compras y planificar las comidas. Siempre verifique primero el tamaño de la porción.

  1. Toda la información en la etiqueta se basa en el tamaño de ésta.
  2. Muchos paquetes contienen más de 1 porción.
  3. Por ejemplo, el tamaño de la porción para los fideos con frecuencia es de 2 onzas (56 g) crudos o 1 taza (0.24 litros) cocidos.
  4. Si usted come 2 tazas (0.48 litros) en una comida, está consumiendo 2 porciones.

Es decir, 2 veces la cantidad de calorías, grasas y otros nutrientes que aparecen en lista en la etiqueta. La información calórica le indica el número de calorías en 1 porción. Ajuste el número de calorías si usted come porciones más pequeñas o más grandes.

  • Este número le ayudará a determinar cómo afectan su peso los alimentos.
  • El total de carbohidratos está listado en letra negrilla para que se destaque y se mide en gramos (g).
  • El azúcar, el almidón y la fibra vegetal conforman los carbohidratos totales que aparecen en la etiqueta.
  • El azúcar aparece por separado.

Todos estos carbohidratos excepto la fibra elevan su azúcar en la sangre. Si usted tiene diabetes y cuenta los carbohidratos para calcular las dosis de insulina, la Asociación Estadounidense para la Diabetes recomienda que utilice la cantidad total de carbohidratos para calcular sus dosis de insulina. Tabla De Nutrientes Y Sus Funciones Verifique la grasa total en 1 porción. Preste atención especial a la cantidad de grasa saturada en 1 porción. Escoja alimentos que sean bajos en grasa saturada, Por ejemplo, tome leche descremada o al 1% en lugar de leche al 2%. o leche entera. La leche descremada tiene sólo una pequeña cantidad de grasa saturada.

  1. La leche entera tiene 5 gramos de esta grasa por porción.
  2. El pescado es mucho más bajo en grasa saturada que la carne de res.
  3. Tres onzas (85 g) de pescado tienen menos de un gramo de esta grasa.
  4. Tres onzas (85 gramos) de hamburguesa tienen más de 5 gramos.
  5. Si un alimento tiene menos de 0.5 gramos de grasa saturada en el tamaño de la porción en la etiqueta, el fabricante de dicho alimento puede decir que no contiene grasa saturada.

Recuerde esto si usted come más de una porción. Usted también debe prestar atención a las grasas trans en cualquier etiqueta de alimentos. Estas grasas elevan su colesterol “malo” y reducen su colesterol “bueno”. Las grasas trans se encuentran principalmente en refrigerios y postres. Tabla De Nutrientes Y Sus Funciones El sodio es el ingrediente más importante de la sal. Este número es particularmente importante para las personas que estén tratando de consumir menos sal en su alimentación. Una etiqueta que diga que un alimento tiene 100 mg de sodio significa que este tiene aproximadamente 250 mg de sal.

  • Usted debe consumir menos de 2,300 mg de sodio al día.
  • Esta es la cantidad de sodio en 1 cucharadita de sal de mesa.
  • Pregúntele a su proveedor de atención médica si debe consumir aún menos.
  • El porcentaje del valor diario está incluido en la etiqueta como una guía.
  • El porcentaje de cada artículo en la etiqueta se basa en una persona que consume 2,000 calorías por día.

Sus metas serán diferentes si usted come más o menos calorías por día. Un nutricionista o su proveedor le pueden ayudar a establecer sus propias metas nutricionales.

¿Cómo se leen las etiquetas nutricionales?

Etiquetas nutricionales Entender las etiquetas con la información nutricional de los alimentos puede ayudarlo a escoger de un modo más saludable. La etiqueta enumera la cantidad de calorías, carbohidratos, grasas, fibra, proteínas y vitaminas por ración del alimento, haciendo que sea más fácil comparar el valor nutricional de productos similares.

Asegúrese de mirar marcas diferentes de los mismos alimentos: la información nutricional puede variar mucho. Por ejemplo, una marca de salsa de tomate quizás tenga más calorías y azúcar que otra marca para el mismo tamaño de ración. En general, coma más alimentos que sean ricos en vitaminas y minerales (como calcio y hierro), y fibra.

Coma menos alimentos que contengan una mayor cantidad de azúcares agregados, y (sal), y evite las, Tenga en cuenta que el % del valor diario de cada nutriente, como la grasa total de 10 % en el ejemplo de abajo, se basa en el consumo de 2000 calorías al día.

Revise primero el tamaño de la ración, En esta etiqueta, todos los números son para una ración de 2/3 de taza. Este paquete tiene 8 raciones. Si usted come el paquete entero, estará consumiendo 8 veces la cantidad de calorías, carbohidratos, grasas, etc. que aparecen en la etiqueta. Carbohidratos totales muestra los tipos de carbohidratos que hay en el alimento, incluidos el azúcar y la fibra. Elija alimentos con más fibra, vitaminas y minerales, Elija alimentos con menos calorías, grasas saturadas, sodio y azúcares agregados, Evite las grasas trans.

Tabla De Nutrientes Y Sus Funciones : Etiquetas nutricionales

¿Cuántos nutrientes se deben consumir al día?

Fundamentos de la medición de los requerimientos de nutrientes

Contenido corporal total Pérdida diaria
Proteína (g) 11 000 60 ( c )
Carbohidratos (g) 500
Agua (g) 40 000 1 000 ( d )
Sodio (mEq) 2 600 320 ( f )

¿Qué nutriente aporta mayor cantidad de energía?

¿De dónde proviene la energía de los alimentos? – Los carbohidratos, las proteínas y las grasas, conocidos también como macronutrimentos, son los principales componentes de los alimentos responsables del aporte de energía. Por cada gramo de estos macronutrimentos que consumimos a través de los alimentos, estamos recibiendo un aporte de energía o calorías de acuerdo a la siguiente tabla:

  • Carbohidratos : 4 Cal por cada gramo
  • Proteína : 4 Cal por cada gramo
  • Grasas : 9 Cal por cada gramo

¿Qué alimentos nos proporcionan energía? Si te preguntas qué comer para tener energía, la respuesta es muy sencilla: todos los alimentos aportan energía, unos en mayor medida que otros. A continuación, te presentamos algunos ejemplos de los alimentos como fuente de energía que pueden ser integrados a una alimentación correcta para que aproveches de sus beneficios nutrimentales*:

¿Qué nutrientes no deben faltar en nuestra dieta diaria?

Según la definición de la FAO (Food and Agriculture Organization of the United Nations) tener una alimentación saludable significa elegir una alimentación que aporte todos los nutrientes esenciales y la energía que cada persona necesita para mantenerse sana.

  • Los nutrientes esenciales son: proteínas, hidratos de carbono, lípidos, vitaminas, minerales y agua.
  • Se ha demostrado que una alimentación sana previene la aparición de enfermedades como la obesidad, diabetes, osteoporosis, hipertensión, enfermedades cardiovasculares, anemia y algunos cánceres, entre otras.

A continuación listamos los alimentos imprescindibles para tener una dieta saludable: Fresas: Las fresas y los fresones son frutas con bajo contenido energético, cuyo principal componente —después del agua— lo constituyen los hidratos de carbono (con una cantidad moderada, alrededor del 7% de su peso), fundamentalmente: fructosa, glucosa y xilitol.Fuente de vitamina C, con un porcentaje incluso superior al que posee la naranja.

Una ración media de fresas, 150 g, contiene 86 mg de vitamina C; mientras que una naranja mediana, de 225 g, contiene 82 mg. Si bien, en cualquiera de los dos casos, las ingestas diarias recomendadas para esta vitamina (60 mg), están más que superadas. Las fresas contienen diversos ácidos orgánicos, entre los que destacan: el ácido cítrico, ácido málico, oxálico, y también contienen pequeñas cantidades de ácido salicílico.

Granada: La granada es una fruta con bajo contenido energético: por cada 100 g de producto, aporta 34 kcal. Dentro de los minerales destaca su cantidad considerable en potasio. Entre las vitaminas, presenta pequeñas cantidades de vitamina C, y vitaminas del grupo B.

  1. El ácido cítrico, que confiere el sabor ácido característico de esta fruta, potencia la acción de la vitamina C.
  2. También contiene polifenoles (taninos), aunque éstos se encuentran fundamentalmente en la corteza, y en las láminas y tabiques membranosos.
  3. Una prueba de su alto contenido en taninos es la sensación áspera que deja la fruta en el paladar y en la lengua.

Además, la granada posee flavonoides del tipo de las antocianinas (delfinidina, cianidina y pelargonidina). Zanahoria: La zanahoria contiene una cantidad apreciable de hidratos de carbono. Si bien el aspecto más destacable de este alimento desde el punto de vista nutricional es su contenido en vitamina A (una zanahoria de tamaño medio cubre el 89% de las necesidades diarias de esta vitamina para hombres de 20 a 39 años y el 112% para mujeres de la misma edad), y en concreto en carotenoides con actividad provitamínica A (que una vez en el organismo se transforman en vitamina A, la cual contribuye al mantenimiento de la visión, la piel y las mucosas en condiciones normales.

El más abundante es el b-caroteno (6.628 μg/100 g de porción comestible), seguido del acaroteno (2.895 μg/100 g de porción comestible). En la zanahoria, existen además, otros carotenoides sin esta actividad, como la luteína (288 μg/100 g de porción comestible), que se localiza en la retina y el cristalino del ojo.

Otras vitaminas presentes en cantidades más discretas son la vitamina C y la vitamina B6. También contienen pequeñas cantidades de minerales como hierro, yodo y potasio. Uvas: La composición de las uvas puede variar ligeramente según se trate de uvas blancas o negras.

En general, su aporte en hidratos de carbono es mayor que en otras frutas, por eso proporcionan mucha energía. Son hidratos de carbono de fácil asimilación como la glucosa, la fructosa, sacarosa, dextrosa y levulosa. Las uvas son ricas en compuestos fenólicos, destacando los estilbenos (resveratrol) y los lavonoides.

Algunos autores indican que, tanto la uva negra como el vino tinto, poseen una mayor cantidad de fitonutrientes que las otras variedades de uva y vino. Tomate: El tomate está compuesto principalmente por agua y su macronutriente mayoritario son los hidratos de carbono.

Entre las vitaminas cabe destacar el contenido en vitamina A, básicamente en forma de carotenoides provitamina A y vitamina C. Una ración de tomate cubre el 61% de las ingestas recomendadas de vitamina C para la población de estudio. Entre los carotenoides no provitamina A están los licopenos cuya cantidad depende de la variedad cultivada (mucho mayor en los de «tipo pera»), del grado de madurez (mayor en los maduros) y del modo de cultivo y forma de maduración (superior en los cultivados al aire libre y madurados en la planta).

El tomate triturado o cocinado y su combinación con aceite, mejora la absorción del licopeno en nuestro organismo. Cebolla: La cebolla es un alimento con bajo contenido energético. En la composición de las cebollas se ha de tener en cuenta su contenido en minerales y vitaminas.

  • Las cebollas son fuente de potasio mineral que contribuye al funcionamiento normal de los músculos y del sistema nervioso.
  • También es fuente de vitamina C.
  • Una ración de cebolla (150g) cubre el 48% de las ingestas recomendadas de esta vitamina para la población de estudio.
  • Hay que tener en cuenta que esta vitamina es termosensible, por lo que su aporte de vitamina disminuiría si la cebolla se consumiese cocinada.

Las cebollas son ricas en flavonoides y en compuestos azufrados (sulfóxido alquil cisteína), responsables de su aroma. Entre los flavonoides, los antocianos son los responsables del color rosado o violáceo de determinadas variedades de cebolla; pero sobre todo destaca el contenido en quercetina con una importante función antioxidante.

La vitamina C contribuye a la protección de las células frente al daño oxidativo. Es interesante destacar que los procesos culinarios (fritura, cocción.) no ocasionan grandes pérdidas sobre el contenido total de flavonoides en la cebolla, por lo que los platos elaborados con cebolla constituyen un buen aporte de estos componentes.

Ajo : El ajo es fuente de minerales como el yodo, fósforo, potasio y vitaminas como la vitamina B6. Las propiedades del ajo están basadas sobre todo en los componentes sulfurados que contiene (alicina, alil/dialil sulfidos). Los efectos que produce el ajo parecen manifestarse, sobre todo, cuando éste se ingiere crudo, sin embargo ciertos autores señalan que mantiene sus propiedades tras el proceso de fritura o cocción.

  • Frutos Secos: Su valor nutricional varía de unos a otros, pero de forma general destacan por su elevado aporte en proteínas —de un 14 a un 27%— de alto valor biológico y la calidad de su grasa, rica en ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados.
  • En cuanto al ácido graso oleico (monoinsaturado), destaca en las almendras, avellanas y pistachos y los poliinsaturados se encuentran en mayor cantidad en pipas, nueces y piñones.

El contenido en carbohidratos es variable, oscila entre un 3,5 y un 20%. Son alimentos altamente energéticos. Además de aportar fibra, son alimentos ricos en vitaminas, especialmente en vitamina E además de en vitamina B1. En relación a los minerales, destaca el magnesio.

También aportan esteroles vegetales y polifenoles, potentes antioxidantes. Contienen ácidos grasos poliinsaturados, ácidos grasos insaturados, ácidos grasos omega 3, fibra, hierro, zinc, potasio, selenio, fósforo, magnesio, tiamina, niacina, folatos y vitamina B6. Aceite de Oliva: La composición en ácidos grasos del aceite de oliva varía levemente, dependiendo del clima, suelo, variedad de la aceituna utilizada, etc.

Los porcentajes en ácidos grasos saturados (AGS), monoinsaturados (AGM) y poliinsaturados (AGP) suelen oscilar en torno al 17%, 71% y 11%, respectivamente. Este perfil —rico en AGM y bajo en AGP— hace al aceite de oliva mucho más estable que otros aceites —ricos en AGP—, e ideal para la fritura en baño de aceite —técnica culinaria característica de la Dieta Mediterránea, que en los últimos años se está extendiendo por otros países gracias al conocimiento de sus ventajas tanto para la elaboración del alimento, como para su organolepsis y valor nutritivo final.

Verduras de hoja verde: Espinacas o berros. Por ejemplo, el valor nutritivo de las espinacas radica en su contenido en vitaminas y minerales. En concreto, este alimento es fuente de folatos, vitamina C y vitamina A y vitamina E. Los folatos contribuyen a la formación normal de las células sanguíneas. La vitamina C contribuye a la protección de las células frente al daño oxidativo, al igual que la vitamina E.

Por último, la vitamina A contribuye al mantenimiento de las mucosas, la piel y la visión en condiciones normales. También aportan alto contenido en b-carotenos (3.254μg/100 g de espinacas crudas), compuestos que se transforman en vitamina A en nuestro organismo.

Asimismo, contienen otros carotenoides sin actividad provitamínica A como la luteína (4.229μg/100 g de espinacas crudas) y la zeaxantina (377μg/100 gramos de espinacas crudas), que se encuentran en el cristalino humano y la retina, concretamente en la mácula (zona de mayor agudeza visual) cuya degeneración es la causa principal de ceguera en la edad avanzada.

En cuanto a los minerales, cabe destacar que es fuente de potasio y hierro, «hierro no hemo» que se absorbe con mayor dificultad que la forma «hemo» existente en la carne y sus derivados. No obstante, algunos factores dietéticos —como la vitamina C presente en la espinaca— mejora la absorción del hierro.

Además, aportan una cantidad apreciable de fibra (soluble e insoluble), que favorece el tránsito intestinal. En relación con este alimento, su contenido en ácido oxálico, se combina con minerales (hierro, magnesio, calcio, etc.) para formar los oxalatos, cristales que agravan la formación de cálculos renales).

Cítricos: Naranjas, pomelos y limones. Tomamos como ejemplo la naranja, en su composición también cabe destacar que es fuente de ácido ascórbico o vitamina C. (Una naranja de tamaño medio aporta 82 mg de vitamina C, siendo 60 mg la ingesta recomendada al día para este nutriente).

  1. También es fuente de folatos, que contribuyen a la formación normal de las células sanguíneas.
  2. Además, las naranjas aportan carotenoides con actividad provitamínica A (principalmente b-criptoxantina).
  3. También contiene otros carotenoides sin actividad provitamínica A, como la luteína y la zeaxantina.
  4. Las naranjas presentan en su composición ácidos orgánicos, como el ácido málico y el ácido cítrico, que es el más abundante.

Además, contienen importantes cantidades de los ácidos hidroxicinámicos, ferúlico, caféico y p-cumárico, ordenados de mayor a menor en función de su actividad antioxidante. Las naranjas son ricas en flavonoides. Los más conocidos son: hesperidina, neoshesperidina, naringina, narirutina, tangeretina y nobiletina.En lo que se refiere al zumo de naranja, recordar que éste apenas contiene fibra y tiene menores cantidades de vitaminas y minerales que la naranja entera, por lo que se recomienda tomar la fruta entera fresca.

  1. Crucíferas: Como el brécol, col, coliflor.Como el resto de las crucíferas, el brócoli tiene una gran importancia desde el punto de vista nutricional, ya que contiene una elevada cantidad de fibra, minerales y vitaminas.
  2. Concretamente, es una buena fuente vitamina C (si bien una parte considerable de la misma puede perderse durante el proceso de cocción) y folatos, hasta el punto que una ración (200 g) aporta casi el doble de las ingestas recomendadas de vitamina C y la cuarta parte de las ingestas recomendadas de folatos para un hombre y una mujer de 20 a 39 años con actividad física moderada.

También es fuente de potasio el cual contribuye al funcionamiento normal del sistema nervioso y de los músculos. El consumo de una ración de brécol cubre el 28% de las ingestas recomendadas de folatos. El brécol contiene además una importante proporción de azufre, que le confiere propiedades antimicrobianas e insecticidas, además de ser responsable del fuerte olor que desprenden estas verduras durante su cocción.Es de interés su contenido en nutrientes antioxidantes (b-carotenos y vitamina C), y sustancias fitoquímicas (glucosinolatos/isotiocianatos/indoles) entre las que destaca el sulforafano (isotiocianato) y el indol-3-carbinol (indol).

¿Qué tipos de alimentos no deben faltar?

Los alimentos que componen una alimentación saludable son las verduras y hortalizas, las frutas, los cereales integrales, el aceite de oliva, las legumbres, los frutos secos como las nueces, los pescados y mariscos, los huevos, los lácteos y las carnes blancas. Todo ello, condimentado con hierbas aromáticas y especias.

¿Cómo se clasifican los nutrientes según el grado de importancia en el organismo y según la cantidad que requiere nuestro organismo?

¿Cómo se clasifican los nutrientes? –

Los nutrientes que se encuentran en mayor cantidad en los alimentos reciben el nombre de macronutrientes (proteínas, lípidos e hidratos de carbono), mientras que los que constituyen una pequeña parte se denominan micronutrientes (vitaminas y minerales).A su vez, los nutrientes pueden clasificarse en tres categorías, teniendo en cuenta la función que desempeñan en el organismo:

: Los nutrientes: definición y clasificación

¿Cuál es la función de las proteínas?

Las proteínas son moléculas grandes y complejas que desempeñan muchas funciones críticas en el cuerpo. Realizan la mayor parte del trabajo en las células y son necesarias para la estructura, función y regulación de los tejidos y órganos del cuerpo. Las proteínas están formadas por cientos o miles de unidades más pequeñas llamadas aminoácidos, que se unen entre sí en largas cadenas.

Ejemplos de funciones proteicas

Función Descripción Ejemplo
Anticuerpo Los anticuerpos se unen a partículas extrañas específicas, como virus y bacterias, para ayudar a proteger el cuerpo. ¿Cuáles son los principales grupos de nutrientes?

Imagina que nuestro cuerpo es una máquina que cuenta con un sinfín de engranajes en constante movimiento que son nuestros órganos, células y tejidos. Pues los nutrientes son los elementos que los mantienen engrasados y dispuestos para su buen funcionamiento, por lo que su presencia de forma equilibrada y suficiente a través de nuestra alimentación es fundamental.

Los nutrientes se agrupan en diferentes tipos y cada cual tiene unas propiedades concretas y únicas. Por lo tanto, la alimentación debe ser rica y variada para adquirir así todos los nutrientes necesarios. Podemos clasificar los nutrientes en los siguientes grupos: hidratos, lípidos, proteínas, vitaminas y minerales.

Antes de profundizar en cada grupo de nutrientes, es importante mencionar que, en primera instancia, la alimentación nos suministra la energía necesaria para nuestra actividad física y la constante renovación de las estructuras corporales. Por lo tanto, la proporción de alimentos que debemos ingerir está estrechamente relacionada con la actividad física que realicemos en nuestra vida diaria y con la edad que tengamos.

  • Tal y como expone de forma pormenorizada la Federación Española de Nutrición.
  • Http://www.fen.org.es/index.php Las proteínas e stán constituidas por cadenas de aminoácidos y juegan un papel fundamental en la composición de las células, tejidos y músculos.
  • El aporte de proteínas en una dieta saludable suele estar entre un 10% y un 15% de la energía consumida.

Los aminoácidos son necesarios para los procesos metabólicos y se clasifican como “esenciales” y “no esenciales”. Ambos son igual de importantes, pero los primeros se denominan así al no fabricarse de forma interna en el cuerpo, por lo que su aporte externo gracias a ciertos alimentos es fundamental.

Los aminoácidos esenciales se encuentran tanto en los productos de origen vegetal como animal, aunque estos últimos suelen tener más presencia de este nutriente. Algunos de los alimentos más ricos en aminoácidos son los huevos, el atún, la soja, el salmón, las sardinas, la ternera o el pollo. Cuando hablamos de energía, tenemos que hablar de hidratos de carbono ya que son fundamentales para obtener glucosa.

La glucosa es la única fuente de energía para el cerebro, que consume alrededor de 100 g al día. Los carbohidratos son almacén y reserva de energía en forma de glucógeno que se moviliza rápidamente para generar glucosa cuando se necesita Los lípidos, también llamados grasas, son el tipo de nutriente con más valor calórico y aportan más del doble de calorías que los demás nutrientes.

Se trata de un elemento estructural crucial al formar parte de las membranas celulares, además de servir de vehículo para la absorción de ciertas vitaminas relevantes. No es bueno tomar más grasas de las que necesitamos diariamente ya que se almacenan directamente en el tejido adiposo en forma de triglicéridos.

Esto es especialmente importante en el caso de las grasas saturadas ya que puede aumentar la biosíntesis de colesterol. Es importante destacar que debemos consumir algunos ácidos grasos que no podemos sintetizar, por eso se dicen que son ácidos grasos esenciales y debemos aportarlos con la dieta.

Este es el caso de los ácidos grasos poliinsaturados como los Omega 6 y Omega 3, Los Omega 3 son fuente de EPA y DHA que contribuyen al funcionamiento normal del corazón. Su efecto beneficioso se obtiene con la toma diaria de 250 mg de ambos. Las vitaminas son otro elemento imprescindible para nuestro buen funcionamiento fisiológico.

La mayoría de las vitaminas participan en la regulación enzimática del metabolismo. Por sus propiedades físicas se clasifican en HIDROSOLUBLES ( B1 o tiamina, B2 o riboflavina, equivalentes de niacina, ácido fólico, B6 o piridoxina, B12, Vitamina C o ácido ascórbico, ácido pantoténico y biotina ) y LIPOSOLUBLES ( vitaminas A, D, E y K ).

  1. También los minerales participan en importantes funciones reguladoras del organismo.
  2. Pero además, forman parte de la estructura de muchos tejidos, huesos y dientes.
  3. Este es el caso de minerales como el calcio, fósforo, hierro, magnesio, azufre, potasio, sodio y cloro,
  4. Cada nutriente tiene una función concreta y básica que repercute directamente en nuestra salud y bienestar.

Pero además el estilo de vida saludable y los complementos alimenticios también pueden ayudar. Así que ya lo sabes, nunca pierdas de vista que una nutrición equilibrada es fundamental para tu salud.